Quería

Quería dejar de verle para que no descubriera que su sonrisa es mi debilidad pero fue inevitable, sonrió y yo tuve que admitir que me moría las mismas veces que lo hubiera hecho ayer por él, que quería besarle una y otra vez, pues algo me obligaba, era el amor, el odio pero mas amor que odio, mas perdón que rencor.

Comentarios sobre este poema