Como Venus

Princesa hermosa radiante y primorosa
Labios de rosa y perfume de gardenia
Ojos verde hechicero, incomparable esmeralda
Como dos luceros iluminan el sendero
De este corazón viajero.

Como Venus saliendo del mar
Tan brillante y tan hermosa
Tu piel como la espuma de los mares
Que deleitan la pasión, de cualquier corazón.

Ojos de esmeralda, que traspasan mi alma
Que me llaman a tu tierno carmesí
Que magia o que hechizo, son tu ojos
Que al mirarte, tu anestesia me domina.

En el manto azul, la luna se asomaba
De ver tanta belleza, que su brillo se opaco
El mar sonrió, y sus olas elevo
Y las palmeras danzaron, con la música del viento
Dejando sin aliento, cuan belleza estaba saliendo.

Dos estrellas como arete te adornaron, Anadiomena
Y el candor de tu belleza, cuan esmeralda sutileza
Me dejaste sin aliento, como si faltara el viento
Y me enamore de aquel hechizo, y de la blancura de tus rizos
Cuando las Nereidas recibían a la venus de citere.
Sergio Vivas

Comentarios sobre este poema