Sentimiento libre I

Si te veré cruzar de la mano con otro,
también probablemente ajenos labios te vea besar.
Ser feliz quiero que seas,
pero para qué ser mentiroso diciendo que no me importaría,
si esa felicidad fuera con otro, lo lamentaría.

Dime si estoy mal
y guíame por la senda de lo peor,
sé que lo harías de maravilla,
observando cada error y cada caída
quedando luego en la intemperie sin salida.

Afina mi vida,
desafina mis lágrimas que mi cara desean moldear.
Por favor vete pero quédate cerca.
Quizás tu distante compañía,
es lo único real que siento en este mundo cínico.

Quiero reventar y volver a existir
en una lágrima que tus ojos derramen,
vacíos de lamento y llenos de emoción.

Le escribo a lo escaso,
le escribo a tus sentimientos,
probablemente después del ocaso
salgan a luz tus arrepentimientos.

Talla un árbol para escribir lo que desees,
tan solo no lo malgastes escribiéndole a mi persona
como yo un bosque he desaprovechado por ti.

El minutero pasa la cuenta,
cuando en un amor ciego te encierras.
He hecho de oro aquello incoloro
y cerraste tus ojos para abrirlos cuando todo estaba hecho.

Espero
el día en que con ansias me esperes,
me anheles, me consueles.
Sigo esperando y te escribo desde mi tumba,
sé que llegará el día en que nuestros
tristes, secos y estúpidos corazones,
se unan formando nuestra respectiva compañía,
tal como la merecemos.

Fría, inútil, maldita.

No te fíes de mi sonrisa,
mal aprovechada y barata.
Hazme llorar hasta sentirme yo
y no un tu cínico.

Hay una tormenta
y pronosticaban un sol para después,
pero se ha demorado más en salir,
de lo que tardo en la sala de mi siquiatra.

Me verás partir
y no necesariamente corresponderá un 'porqué'
sino mejor dicho un 'por fin'.

Te dejaré
triste, sola, acompañada y feliz
pero olvídame como yo intentaré hacerlo,
aun así pareciera ya lo has hecho.

Comentarios sobre este poema