DICIEMBRE

poema de libelula

Diciembre va en sordina.

Nudos aprietan,
las garras de aquel que no quiere salir,
ama la jaula,
como el lictor a la capucha,

Entre pensamientos,
que desbordan palabras.

Haciéndolo único,
en discontinuas líneas que traza,
el ánima sola.

Mientras se mueven hilos,
en que hago astillas la sustancia.

De ser uno,
a la espera,
de la hogaza que hará libre,
al espíritu.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota