ANSIAS

poema de libelula

Voces se oyen,
las piernas no me alcanzan,
para caminar por angostos hielos.

A la abertura de venas,
desangrándose en ríos.

Que ansias tengo de estar al norte,
de pensamientos lúbricos.

En el trance me acompañan espíritus,
alzan vuelo,
en los que reptas,
la lengua que una vez soñaste.

En la desdicha de ser yo,
con el destino a escudos.

A trazos refrendo,
en trinar de cosechas.

Que ansias tengo de convertirme en risa,
en el llanto que desgarra al animal en miedos.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota