Perro viejo

poema de Salgados

Perder el camino, pesa, tal vez demasiado
No se atisba ni una leve sombra de luz
Ni en mi interior y aún menos fuera
Los días pasan sin pasar
Lo horas se acumulan sin cesar
Pero no ocurre nada
Nunca ocurre nada

¿Quien llama a la puerta?
¿Quien se aproxima ?
¿Quien te abraza ?
¿Quien te entiende?

Todos los actos heroicos
Que un día hiciste
No sirven, nadie los recuerda
Ni tu pasado oscuro
Ni tus sombras
Ni tus recuerdos sangrantes

No se que duele más
Sí este presente dañado por el pasado
O el futuro gris, que se presenta hoy

Soy perro viejo, ni olvido ni perdono
Pobre, solo y borracho
Para algunos puede ser una perdición
Para mi un orgullo

En mi nadie manda
En mi nadie gobierna
De mi nadie se ríe

Seguiré buscando esa utopía
De encontrar mi camino
sin pisar a nadie
sin deberle nada a nadie
Pero defendiéndome
como el perro viejo que soy.

Comentarios sobre este poema