Tu turno

poema de Neftalia

Es tu turno
te toca tocar mi puerta
Pedirme disculpas
(Sin morderte la lengua)
Desnudar tus errores
y volverlos disculpas.
Es tu turno
de dejar tu huella
en mis manos
(mientras tiemblan)
De besar mis miedos
sin prejuicios
de ver derramar mis lágrimas
y dejar que fluyan.
Es tu turno
te toca verme quieta
No arrojar ni una palabra
menos desechar una frase.
Es tu turno
de que se quiebre tú alma
esperando un silencio cómplice
de que se quemen tus ojos
de tantas cosas inciertas.
es tu turno...
De que se oxide el silencio
en tu boca buscando la mia
sin respuesta.

Comentarios sobre este poema