NO TE HE DEJADO DE ADORAR

Ya han pasado dos inviernos
desde el último te quiero,
Vi en tu rostro las estrellas
dibujadas cual acuarelas.

Las pléyades mis favoritas
Y el Orión mi rival
Qué ven desde aquel día
Que No te he dejado de adorar.

Comentarios sobre este poema