Pezones

poema de Penelope

Son cántaros de leche, moteles de huellas dactilares
laboratorio de orgías ,píldoras que a reojo se tragan ,
entre ellos un pleito de sudores pasa por el peaje
y debuta en el podio de una lengua contemporánea.

Como amigos enquistados por la polémica ,
Se revisten a veces con la esperma ampulosa,
Y durante más de nueve semanas y media
son el laboratorio de porno de una líbido grandiosa.

Porfiada con andenes de sujetadores
que como profilaxis al mal promiscuo,
corrigen la gravedad prosaica de los ardores.
No hay recato para los pezones sin vida en rosa.

Son el referendo de un tablao delantero
Y el póquer de las lenguas tartamudas,
trapecios de garras, penes y manos
que en tugurios erógenos los admiran.

Comentarios sobre este poema