La más puta de las miserias

poema de Penelope

Un nuevo suplicio llegó ondeando dunas
como sábanas atosigadas por los remos,
feroces lenguas atrofiando la penumbra
agravio de los golpes que brotan del trueno.

Se agrieta el sarcasmo de la alfombra
el vaho de mi pulso colgando de la lámpara,
se frotan convulsivos los roces de tu falo
se atraganta el alba en el corcel de la persiana.

Se escuchan por dentro malabares de poeta
que fusilan estirpes de hondos pesares,
arbitran ególatras chispas de candela
limando labios astillados de tantos males.

Despellejando eufemismos neutrales
chasquido de unos dedos cancelados
alcurnia de un orgasmo sin prestigio
se desahoga en tus letras tan ofuscado.

En la barricada de tus letras coronarias
fuman los guettos ojeras de tus fandangos,
acribillan infieles el corte de tu bragueta
la vil conversión de tu esperma en mis labios.

En los suburbios de tus verdades congestivas
veo la más puta de todas las miserias,
la que más se ríe en su estampa de sorda
y la que me lleva hasta el ataque de histeria.

Comentarios sobre este poema