Entrevista a un sentir

poema de Penelope

Y ahora que me entrevista este sentir:
como un polígrafo agudo e intruso
detecta el diagnóstico de mi escindir
en el diámetro de un corazón profuso.

Me pregunta sobre tí
sobre tu quedo, sobre el pronóstico
que encapsula el rítmico elixir,
sobre tus ojos y lo que ven en mí.

Pues lo que quiere saber está en ellos.
Tus ojos me enervan, son liturgia.
Son la sazón y la respuesta es que son.
Declinaciones extendidas en mis dedos.

Y un sentir que se inclina sin salir
Como nenúfar huérfano,
Como lámina invisible acordonada
en la cumbre de una boca cerrada.

Y nada más que eso. Pero mucho más.
Es transfusión de sangre y luz.
Es decibelio contenido y eutanasiado.
Y de él me has embarazado.

Comentarios sobre este poema