La luna salió de ronda

poema de Reservado

Sin avisar ha salido la diana desde los cielos
a recorrer los caminos de las almas y los velos,
a saludar sus amores que habitan en los terrenos
que le escriben, que le cantan, que le dan amor eterno.

Pues en ese trajinar de mil noches y desvelos
va repartiendo sonrisas entre caricias y besos,
sabe que ella es la musa universal de los versos
que es la esposa de todos, que ocupa miles de sueños.

No existe un solo poeta que no responda a su eco
ni mujer sobre la tierra que deje de sentir celos.

Y en la parte que me toca dedicarle mis secretos,
le pido que no divulgue que por ella de amor muero.

Autor: Peláez Garrido José M
(Escritor y Periodista) - Derechos Reservados-

Comentarios sobre este poema