SINRAZÓN

poema de René Valdés

Pierdo la cordura porque soy razonable
(Hay que hacerlo de vez en cuando)
Cuando una idea macilenta
Está llenando tu vida
Hay que volverse estúpido
Reír hasta parecer idiota
Emborracharse hasta sentirse un ídolo
Amar hasta volverse virgen

Es mejor equivocarse
Que tener una razón que no conviene
La cordura está sobrevalorada
Y yo ando más eufemismo que nunca
Si me equivoco
El corazón me defiende
Si acierto
La vida toma otro color

Hay que volverse loco
Cuando llegan familiares lejanos
Cuando te enamoras
Cuando la intuición te juega una mala pasada
Cuando la noche está más joven que nunca

Si me digno a buscar la verdad
Será con mi propia ropa
Por las mismas calles
Con la misma libreta
Y la misma persona

La añoranza es insensata
Volverse viejo
Sin volverse loco
Es peligroso
¡Lo siento, filósofo!
Prefiero una sonrisa a un silencio
La sangre a las lágrimas
La poesía a la crítica literaria
La estupidez injustificada
A la razón prolija y baldía.

(Jugar con la razón es olvidarse de ella).

Comentarios sobre este poema