De la Tierra a-Marte

poema de Raúl Lobos

Chica de cabellos color azabache
que en las noches tormentosas acechaste
déjame respirar tus perfumes
antes de que el tiempo se esfume.

Quizás eras de otro planeta
de un lugar recónito como Marte.
Ojalá supiese la receta
de saber como besarte.

De la Tierra vengo a-Marte,
mujer de ojos celestiales
esperando poder abrazarte
como la naturaleza a los animales.

Raúl Lobos

Comentarios sobre este poema