El aroma de la rosa...en una tarde de verano.

poema de Rafael Abril

Cuando se encuentra el aroma de la rosa...

en una tarde de verano,

vuela tu recuerdo enamorado,

en las alas del verso

para buscar en las palabras de tu

misterio el dulce encanto de

tu regreso ...

como el aroma del nardo que se

quedó en el beso,

esperando el atardecer para

nuestro encuentro...

Cuando se encuentra el aroma de la rosa...

en una tarde de verano,

vuelan las aves en la mañana,

para cantarle a tu oído ...

un himno envuelto en

el estío .

Cuando se encuentra el aroma de la rosa...

en un amanecer temprano,

recuerdo tus palabras ...

florecidas en verano

y el aroma de tu aliento...

que me trajo el viento...

en mi regreso,

volando en primaveras llenas de

jilgueros,

esperando tu sonrisa ...

llena de aromas y de luceros,

que trae cantos angelicales y

danzas de mariposa

estivales...

dibujando en el río tu cabellera,

para que la luna y las estrellas , borden

tu quimera...

Cuando se encuentra el aroma de la rosa...

en una tarde de verano,

bullen imágenes de recuerdos encantados...

como si tu caricia fuera brisa...

como si el aroma de tu

piel,

fuera gardenia y clavel,

como si el sonido de tus palabras...

fueran canto de campanas...

y tus miradas...

fueran paisajes, en las madrugadas.

Cuando se encuentra el aroma de la rosa...

en una tarde de verano,

volaran mariposa dibujando, figuras

abstractas ,

para llenar tu pensamiento ... con noches de luna y

de fragancias...

Cuando se encuentra el aroma de las rosas...

en una tarde de verano,

Se siente el dulce sabor de tu

boca,

en la brisa , que toca,

y en la coquetería que tu piel evoca ,

mujer que embruja...y provoca...

Cuando se encuentra el aroma de la rosa...

en una tarde de verano,

se llenara de jolgorio, el canto

de tu encuentro...

se bañara de primavera,

bullicio y carnaval,

como si fuera a llegar la brisa refrescante,

del mar...

las playas se llenarán de encajes, de espuma,

para adornar la tarde,

bañada por el sol...

y tu figura.

Cuando se encuentra el aroma de las rosas ...

en una tarde de verano,

la noche te estará esperando...

con el fulgor de tu mirada,

y tu risa...

que se confunde con la brisa,

las olas bañaran tu rostro,

y la luna te hará brillar ...

como si fuera la Diosa del Mar ...

El amanecer te estará esperando , para

escuchar el canto de tu sonrisa...

con las aves que van de

prisa,

a saludar el nuevo día...

con tus caricias y

tus alegrías ...

tus besos vivirán ...en los pétalos de

los jazmines,

tus suspiros ... arrullaran los trigales,

y tibiaran los espigos...

en noches de luna ... y de frío ,

tus palabras anidarán en los cerezos,

cuando en las madrugadas, a solas,

te abrace y te llene de besos...

Rafael Abril

Queda prohibida su reproducción
total o parcial, por cualquier medio

Comentarios sobre este poema