La deuda interna

poema de Ser

Una luz triunfa atravesando el infinito
llegando hasta vos, aun queda en los respiros.
De los ciegos incredulos
los que buscaron sin sentir
fueron aquellos que otro día no se atrevieron a morir.
Buscando una protección, sin tolerar el vacio
queriendo acostarse con dios
sin reacción, ¿te da igual estar vivo?
Sin sacrificio, vivirás en el laberinto
de no ser tu mismo
crea, proyecta, imagina, improvisa tu destino
Sin importar lo que venga, sin pagar castigos
Que la presión del fuego te levante como un diamante
Que te dispare fuera de órbita sin aterrizaje
La libertad centra la mirada del loco perdido
y así verás todo lo que no te has permitido.
Te encantará morir(solo cierra tus ojos)
tras solo descubrir(lo que sabemos todos)
Que nada nos espera
que el mañana nunca llega
que la vida es compartir.
Es profundo como la ironía de nuestro pasado
profundo como la injusticia que masticamos
profundo como cuando la deuda es interna
profundo como cuando roban y nos damos cuenta.

Comentarios sobre este poema