Aprendí a quererte a través del silencio,
desearte a través de la distancia
y amarte como nunca lo hice, pero
entendí que era demasiado tarde…

Siempre una despedida llega antes de la realización de nuestros sentimientos,
aun así dices adiós nos vemos luego…

Tú tomas tu rumbo y yo sigo el mío,
Aunque simplemente queda el vacío…

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota