INTIMIDADES

INTIMIDADES

Me sería, ¡muy fácil olvidarte!,
si ante mí, no te hubieras desvestido,
mas, al verte desnuda y fascinante
me he quedado por siempre, seducido.

Hoy no puedo dejar de contemplarte;
en mi mente, pervives noche y día;
te recuerdo, ¡no dejo de admirarte!;
tu visión, es mi dulce compañía.

Eres bella, mujer, ¡como ninguna!,
delicada, fragante, escultural.
Tu pasión, se desborda como miel,

y entre sombras, ¡acudes como luna!,
a llenarme de amor puro y sensual:
¡Con el mágico hechizo de tu piel!

Autor:
Enrique Quiroz Castro
Piura-Perú
Derechos Reservados del Autor.
24/04/2013

Comentarios sobre este poema