Cuestión de tiempo

poema de Ramiro

Amada mía,
amante mía,
amiga mía,
este de hoy, definitivamente,
no es un poema para amigos
y no lo es;
porque hay cosas como el amor
muy difíciles de callar.
He intentado de disímiles formas
poder cumplir con mi promesa,
de no molestarte más
con todos mis sentimientos;
pero ¡ay amor!
si supieras lo difícil
que se me hace el camino
y lo complicado de la situación,
cuando caigo en el vacío
y no tengo tu mano para ayudarme,
me comprenderías del todo
y aceptarías que no puedo abandonar
mi lucha por querer conquistar tu amor.
Tú has sido el principio de todo,
la creación de mi mundo,
a ti, debo la posibilidad de amar;
a ti, debo la oportunidad que le di a mi vida
para ser un hombre mejor;
a ti, debo mi alegría de mucho tiempo,
en fin, a ti, debo todo lo que soy.
Se me hace imposible
dejar que te vayas sin luchar por ti;
porque si lo hago,
jamás me perdonaría;
me estaría privando de muchas cosas
importantes y esenciales para estar vivo,
tú eres el amor de mi vida,
eres mi razón de ser y existir,
eres la unión de la esencia de todos mis sentidos;
porque todos mis sentidos van contigo.
Por eso te pido amor,
que nunca digas (definitivamente),
yo no permitiré que muera seca
la rosa de tu amor,
la cuidaré con esmero,
cariño, pasión,
y emanaré para ella,
desde lo más profundo de mi alma,
un manantial de amor
dibujado en poemas.
Sé que se hará más difícil el camino
y que las pruebas que están a la víspera,
pueden destruir un pedazo enorme de mi alma,
pero es tan grande este amor
y tan pequeño este mundo,
que hoy ya nada puede detenerme.
¡Ama y lucha!
Es todo lo que ordena mi corazón;
por eso,
aún cuando lo vea todo perdido,
¡yo seguiré luchando!
aun cuando el mundo me suplique detenerme,
¡yo seguiré luchando!
aun cuando la muerte me aceche,
¡yo seguiré luchando!
aun cuando se torne humillante mi situación
y todo, y todos hablen de mi,
¡yo seguiré luchando!
No habrá nada en el mundo,
que no sea capaz de hacer para amarte,
nada ni nadie, podrá separarnos;
por eso te pido que nunca digas,
(definitivamente adiós a mi amor)
porque nuestra separación es solo,
cuestión de tiempo.

Comentarios sobre este poema