PUREZA

poema de PLATINO

Temblaba tu cuerpo cuál Lirio azotado
Tú alma desnuda, dejó el vendaval,
Llorosos tus ojos de tinte rasgados
Marcaban un cuadro, trasuntando un mal.

Tus dedos pequeños, ajados y tiesos
Tomaron mis manos robando el calor,
Dijeron tus labios.., ¡ préstame tus besos !
Quisiera entre ellos, morirme de Amor.

Tu talle menudo deseoso de sexo
Ciño mi cintura, de forma veloz,
Sentí tus orgasmos bañando mi plexo
Espasmos de vida, vivimos los dos.

Bajaste tu rostro cuál una indecencia
Queriendo con ello ocultar tu rubor,
No sufras oprobio, viví tu afluencia
Jamás es pecado.., ¡ Si sientes, Amor !.

PLATINO

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota