Alfareros de amor

poema de penny

Alfareros de amor, cuánto me quisieron!
Sus callos, la rosaleda de una tierra laborable.
Arando las manos, en las que comieron.
Y en el alféizar de la madrugada reposan incansables.

Alfareros de amor, alejandros que afrutaron.
Los burdeles transitivos de mis ambages sostuvieron.
Como peajes de almanaques que se hundieron.
Y en el ateneo de sus rodillas, sus almas anclaron.

Alfareros, los que se embarraron con la carne de mis portentos.
Más las tropas insurrectas de mis males, los vencieron.
De no ser querida queriendo, de no estancar mis párpados.
De no ser escafandra de hierro , rebelde en los anales.

De no ser de ellos, alfareros de un amor verosímil y sincero.
De no ser no querida ni esperando serlo.
Sin la cerámica de unos labios fríos como celestes azulejos
Que tragan el mar en el remolino del pellejo.

Alfaferos : hombres de mi vida que tanto me han querido.
Y la espuela perturbada de mi rumbo los ha abandonado.
Como guadaña basal que siega la cumbre de mi despedida
Los reversos del alma encuñan, mientras el dolor los atiza.

A todos ellos, cultiva mundanal este recuerdo
De las palabras sencillas, encadenadas, prometidas
Que pronunciaban los labios húmedos de sellos.
Hoy las atrapo como patria que arrecia lluvia.

P.D: para todos los hombres que me quieren y me han querido.

Comentarios sobre este poema