Guerra.

poema de Parkinson

Alza la voz,
no importa nada más.
La sangre correrá
y las heridas se abrirán.

Llora al cielo
mientras tus amigos yacen en el suelo,
porque la noche es larga
y los enemigos están despiertos.

Comentarios sobre este poema