No alcanzan

poema de PC

Sobre las mañanas
dejamos reposando la esperanza.
A veces como un té de manzanilla,
como una infusión:
una esperanza que destile a lo largo de las horas.

Luego muchos rostros,
muchos ojos, muchos sonidos,
muchas palabras.

¡Tanta vida que se escapa!

Los pasos no alcanzan para andar.
El hambre no alcanza en el plato y el cubierto.
Los ojos no alcanzan para lágrimas.
La risa no alcanza para felicidad.

Luego las horas se vienen encima
y el té nos llega apenas sabiendo a agua.

Comentarios sobre este poema