cuerpo de laton

poema de nagurigaki

Las noches vienen y no se van
El sueño dejo de abrazarme
Hace tiempo que deje de curarme
Ya no cicatrizo por qué soy de metal
Mis pasos como ecos, resuenan al andar
Los escucho y no los siento
Pues Mi cuerpo deje atrás
El sabor oxido de mi boca
Todo lo hace amargar
Mi armadura me aprisiona
Los barrotes me hacen gritar
Pero hace demasiado tiempo que no puedo
Pues el hierro no puede hablar.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota