Puntos Suspensivos

poema de Pajarofé

Apareciste radiante
la noche se tornó interesante,
pensé en que hacer contigo
lo dejaremos en puntos suspensivos.

Te invité a la primera copa
estudie la forma en la que te quitaría la ropa,
fué un momento divertido
y después ya saben puntos suspensivos.

Nos fuimos a un hotel
ya no se si eran las dos, o las tres,
situamos en alerta a todos los sentidos
y nos pusimos a tono con los puntos suspensivos.

Te abracé y te besé
reímos y jugamos hasta el amanecer,
tu cabeza en mi hombro, suspiros y gemidos,
pues mi mano jugaba con tus puntos suspensivos.

Nos duchamos sin dejarnos de besar
luego bajamos a desayunar,
colocamos en valor nuestros atractivos
y dejamos que llegaran más puntos suspensivos.

Enredabas con tu pelo como una chiquilla,
nos despedimos con dos besos uno en cada mejilla,
para volvernos a ver nos sobraban los motivos,
pero lo que pasó o no pasó . . . . . . . . . . .

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota