Esa Niña del Pasado

poema de Pajarofé

Hoy he vuelto a aquella escuela
a la hora del recreo,
he venido sin secuelas,
solo mi alma y mi cuerpo.

Y me he sentado en el banco
que compartimos antaño,
y mi mente quedo en blanco,
pues la gasté con los años.

Dos lagrimas se desprendieron
y bajaron por mi cara,
se las trago el sumidero
que conduce hasta su casa.

Aquella niña rebelde
con aires de inconformista,
con aquella falda verde
y moño de trapecista.

Me dejó la marca eterna
que no se borra con nada,
pilas para una linterna
que alumbra mis madrugadas.

Hoy he venido a decirte
que el dolor se ha vuelto vago,
y ha querido despedirse
de su niña del pasado.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota