Entrañas

Dudo si soy un poeta, aún como dudo de mi propia humanidad.
Me considero el más bestial de los seres.
No me creo hacedor de palabras, ni de mucho menos de versos.
No creo en mi lenguaje, me turbo, y me da miedo.

no encuentro mi propia voz,
O no sé si ya lo hice.

¡Cuánto odio el elitismo!
Cuando a veces me cobijo por él.
En pleno siglo XXI los vientos siguen siendo azules.
Pero sigo odiando al sistema.

A pesar de ello parezco educar como nunca.
Y vuelvo como de la posguerra con lágrimas en mis ojos,
Los nazis siguen cosechando el racismo.
A mis pulmones le duelen sus alveolos.

¡Dudo si soy un poeta¡ y las fieras de mi tiempo me atacan.
Perdóname poesía: Repito, no sé si eres un viejo mal.
Dudo de mí mismo y basta.

Comentarios sobre este poema