PLACENTERO INSTANTE

En el arrebato de unas necias manos
Se dio el consensuado toqueteo
Donde se vuelve débil el humano
Arrastrado por el deseo

Despertando al libido
Que yacía dormido
Olvidándose de lo prohibido
Para comerse lo servido

Y recorrer la dulce piel
Y tomar del jugoso sexo
Del que son testigas las camas del burdel
Donde se desnuda el beso

Fue el arrebato que rompió
Las morales cadenas
Donde el cuerpo se entregó
Con locura y sin penas

Para ofrendarse al culto
Donde se venera al placer
Con el placentero gusto
Que desquicia al ser

Autor ( Osler Detourniel )

26/8/18

DERECHOS RESERVADOS

Comentarios sobre este poema