CRONICA DE UNA PASION

Levitaba entre sus brazos tocando las estrellas
Acariciando el universo de su infinita belleza
Que dejaba en mí la marca de su huella
Con la dulzura de la piel que roza y embelesa

Ella era totalmente mía y yo era suyo
Compenetrados sin nada que limita
La pasión nos llevaba entre sus arrullos
Devorando los besos de su boquita

Que lentamente nos quitaba la ropa
Hasta dejar descubierta la desnudez
Donde rebosaba la dulce copa
De la lujuria en su avidez

Mientras escuchaba el murmullo
De su enloquecido gemido
Abrí el delicado capullo
Que nunca había comido

Para caer rendido ante su llamado
Con obediencia y excitación
Y descargar el libido extasiado
Que despertó esa sublime noche de pasión

AUTOR ( Osler Detourniel )

14/8/19

DERECHOS RESERVADOS

Comentarios sobre este poema