A mi Papá

Muchos son los hombres que pueden procrear, al fin y al cabo, solo depende de una condición biológica​.
Y mi papá, sin lugar a duda, cuenta con ella.

En este orden de ideas... Hay muchos padres en el mundo. Aunque, por infortunio, solo unos pocos de ellos se apropian de aquel importante rol. El cual, sin lugar a duda, mi Papá adhirió concienzudamente.

Como que hizo de aquella tarea algo parecido a un estilo de vida, a su propio estilo de vida.
Y partiendo de allí asumió, o mejor, ha asumido un comportamiento destacable, conformado por grandes virtudes que, para la época, son dificiles de encontrar.

Y quiero expresar, respaldado por estas letras, que si bien no soy su mayor semejanza. Hablando de cuestiones trascendentales para la vida, en verdad que yo quisiera algún día ser como El.

Por eso, muchas gracias para mi viejo, quien ha sido el mayor referente para la construcción de mi identidad. Referente que me ha brindado valiosos elementos y poderosas armas con los que puedo hacer frente a esta compleja realidad. Por todo ello, este es un referente del que siempre me he sentido afortunado de poder llevar.

Comentarios sobre este poema