Ojos de luna.

poema de Orlando Silva

Estando en el campo, me tocó presenciar,
un hermoso anochecer, esplendoroso… Con matices celestes,
una luna que lo engalanaba… Extasiado, por tal maravilla,
admiraba todo el firmamento… Sentía que mi alma se llenaba de paz,
como si flotase en el aire… Mirando a la luna, le preguntaba,
¿Dónde había visto ante, tanta belleza?... Ella de inmediato,
mostrándome con tiernos colores, iluminaba un bello rostro.

Deslumbrado al verlo… Comprendí que pertenecía a una amiga,
de ojos soñadores, que roban suspiros… Únicos e incomparables,
como dos lunas que adorna el firmamento.

Fascinado, tomo una hoja… Y mis tizas de colores,
para tratar de plasmar cuan mágica belleza… Llena de luz,
y alegría… Comencé por su pelo a dar trazos,
luego sus ojos… Hermosos, como la luna,
siendo fácil dibujarlos, ya que de ella… era lo que siempre veía.

Comencé a Dibujar los contornos de su nariz,
sentía en cada trazo… Que me trasmitía tiernamente,
¡la naturaleza es mi vida, mi pasión!... Amo a los campos,
las flores… Cuál de ella recibo su aroma y sinsabores,
Dándole luz a mi vida.

Emocionado, seguía dibujando su rostro, por fin… Cual trazos,
aparecían suaves labios… Engalanados de armonía,
dando forma a su hermosa boca… Tan dulce como la miel,
colmando mi ser de tentaciones… Sintiendo que me decía,
¡para mí, la poesía es una hermosa aventura!... Que deseo compartir,
vivirla a su máxima expresión… Aprender de ella,
sintiéndola como si nunca fuese a morir.

Lleno de asombro por tal experiencia, continuaba dibujando,
con suaves trazos… que poco a poco le dieron vida a su semblante,
maravillado… Al ver tanta belleza y lograr plasmar cada detalle,
sus ojos resaltaban… Como dos lunas iluminando el firmamento,
dando su esplendor a esa mágica noche… Donde la luna me la revelaba.

En honor a mi Apreciada Amiga Celeste Alma excelente poetisa de Gran Corazón.

© Derechos de autor reservados.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota