Esfumándose como humo de cigarrillo.

poema de Orlando Silva

Hoy podría decirte, que me siento muy solo,
miro a mi alrededor… y tú ya no estas,
siento que antes, ya la había vivido… Pero no te culpo,
ya me pasara… A veces pienso que aun te adoro,
…. Me resulta imposible poderte olvidar,
deseo hablar de ti… Sin que me lastimes,
aun siento tus ojos… Extasiado en mi mirar,
despierto y veo… que todo fue un sueño,
y aun temblando… Me pongo a llorar.

Ojalá supiera, como hiciste tu para olvidarme,
solo he aprendido de tu altivez,
matando los años… De trago en trago, Sin poderlo lograr,
desahogo mis penas… Mas no las lloro,
delante de ti, te lo juro… No lo vuelvo hacer.

Tan solo pienso… que me enamore,
me llene de ilusiones… Y nada más,
eso fue un gran error… Quizás mi perdición,
debí conocerte mucho más y más… ahora estoy sólito,
sintiéndome triste… Pasando los días, sin poderte relegar.

Nunca pensé… Actué como un niño,
me sentía grande y emocionado… Creí ser dueño tu amor,
Y no comprendía… que el amor como llega se va.

Hoy por fin la alegría llega a mi vida… Ya te he olvidado,
y eso es mucho ya… Te has desvanecido,
como humo de cigarrillo… cual en el aire desaparecerá,
… poco a poco,
…Así llego tu partida… Ya siento mi gloria,
ahora todo es felicidad.

© Derechos de autor reservados.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota