Si no está él.

poema de Ocaso

No sé porqué,
me duele éste amanecer,
si el sol brilla, retando a las estrellas
será, porque no está él…
y mis ojos, a ver tanta belleza se niegan.

Me pierdo por las calles
con esta soledad,
que parece ser ciega,
que no quiere ver
que la vida sigue,
y que el sol…
además de brillar, calienta.

No sé que hacer…
para huir de este silencio
que a voces me grita, ¡despierta!
si no está él…
para qué, quiero mis ojos
ni mi vida, ni las estrellas,
necesito caminar a su lado
que su brazo sea mi muleta,
su mirada mi camino,
su voz, mi meta.

No sé porqué…
me duele éste amanecer,
si ayer el ocaso, me regaló
todas las estrellas,
será porqué no, está él,
y mi corazón a latir, se niega.

Téura

Comentarios sobre este poema