Campesino

Campesino, que lleva en sus manos el arado, cubriendo su cabeza con sombero pirî.

Agua saca del kambuchi,
cargando sobre su lomo
mandi'o que trae del campo.

Campesino que dejó caer sus semillas, cultiva los sueños míos, los sueños de patria,  arrojando de sus dedos un puñado de tierra, la tierra de mi retã.

Campesino de raíces profundas y de fe inquebrantable, sus pasos firmes  como el lapacho pytã.

Campesino, campesino, exigiéndo justicia para su trabajo!.

Comentarios sobre este poema