Esa sonrisa

poema de Nancy

Hay sonrisas que te roban el corazón.
Estaba entretenida en mis asuntos, le respondía cada cosa que me preguntaba mientras, leía en su pantalla.
Un reflejo de mi mirada ausente me mostraba cómo volteaba hacia mí, su mirada fija, mientras me hablaba.
Mi subconsciente me dirigió un instante a su cara y allí... Justo allí frente a mí, estaba la sonrisa más hermosa
que me hizo sentir un no sé qué que apasigüó en aquel momento mi afanado corazón.

Comentarios sobre este poema