Sólo veo negro

poema de Misterious

Pálida cual cisne,
desorientada y miedosa,
no hubo día
que estuviera más desastrosa.

Siento que no respiro
y siento un disparo
penetrando mis pulmones,
dejándome sin amparo.

Víctima de mi propia suerte,
sin sentirme fuerte,
sólo con el miedo
de mi próxima muerte.

Levitando en el suelo,
arañando las paredes,
ésas invisibles y vidriosas,
de mi propia muerte.

Sin nadie que me ayude a superarlo,
sin nadie que no me haga daño;
con todos creyendo que bien estoy,
pero no saben que mi muerte es hoy.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota