Mi peor poesía (mis últimos días)

poema de misombra

En los finos cristales de mi pluma
resuena la flor más pura
de aquella niña amada
sin las voces angustiosas
del blanco susurro humano,
los vientos de aroma fresco
en cada primavera de bello océano,
ambiente suave y sereno
purifican mi tinta con aire presto
y sueña mi vida en el amor
de mi alma de límpido porvenir.

Más es la vida confiada
sin escuchar su torno giro
que en minutos pasa riendo
la vana humanidad
de voluble maldad en sombrío corazón,
tensas nubes pueblan el cielo
con sus inquietos tornados
que azotan con rugido la mansa mar
de mis últimos despertares,
coronados con paz ausente
y flechas maliciosas
de aquel pérfido pecho humano.

Con desconsuelo beso mi pluma
que no escucha a esta dama
quien amorosa la reclama
para no cantar esta poesía,
Mi Peor Poesía.

Comentarios sobre este poema