Bésame

poema de misombra

Bésame
hazme gozar de tu sed que devora
que despacio la luna llega
en la noche sin aurora,
solo bésame.

Bésame,
al frente del sueño de mis sueños
vivirás el misterioso canto del ruiseñor
que brota de los lagos de mi tierra
con el pavor de mi energía extraña,
solo bésame.

Bésame,
ansío ser el juguete de tus iras
que derrama instantes de guirnaldas
donde tu valle bello alza mis ansiosas palmas
con amor sin agonía frente a tus ojos,
solo bésame.

Bésame,
en serenos idiomas con tu acento tierno
sin que tu tierra duerma con mi alma enferma,
ya nada importa, nuestro secreto reinará
en la noche sin que el sol nos delate,
solo bésame.

Bésame,
soy mujer de labios amorosos
en este mundo que me agita
al soñar mi rendición a tu anhelada mirada,
solo bésame.

Bésame,
te ofrezco soñar despierto
bajo la oscuridad de mi divina sombra
al ritmo de mi cuerpo cierto,
solo bésame.

Bésame,
solo bésame...

Comentarios sobre este poema