ARCANO ESCATOLÓGICO: LA TIERRA EL CIELO

ARCANO ESCATOLÓGICO: LA TIERRA EL CIELO

Hasta que la parca les separe.
Se abre paso al goce.
Y a la muerte confían su llave.
_____________ . _____________

Aparten de nosotros terrorífico cáliz.
Que no somos dignos de corona infeliz.
Ni clavo que asegure al madero.
Ni púas atormenten las sienes.
¡Alejen infame destino postrero!
Doloroso castigo, sangrado y fiebres.
Ni rojas rosas sobre tumbas y cruces.
¡Que el descanso perpetuo no es para vivos!
El cielo se apiade con tormentas de rayos.
Huracanes desbanden enlutados cortejos.
Temblores desgajen los sagrados abismos.
¡Y calinoso paisaje muestre lo arcano!
Que se revelen misterios de libertad.
Que se divulguen secretos de viva lealtad.
No hay peor desconsuelo que dejar de latir.
No hay mejor premio que volver a vivir.
Y ser preferidos a la hora de la balanza.
Y ser humanos con imagen y semejanza.
Sobre toda existencia sin voto ni juicio.
Sobre toda criatura que decidió precipicio.
Y donde no alegra mucha riqueza.
Ni sirve para contar el ocio y pobreza.
Allá más vale ser último en fila.
Allá donde al pobre no se humilla.
Tema el rico injusto y holgazán.
Y se cuide quién no compartió pan.
Tiemble quien abandonó a su padre y madre.
Allá la muerte no duerme.
¡Ay de aquél que lucró con sangre y almas!
Y las bestias pedirán por sus vidas.
Todos valen para el regreso.
Porque lo eviterno es supremo decreto.
Cierto, hay mucho que hacer.
El tiempo no es para perder.
¡Por eso no debemos caer!
Decidimos el regreso a la Tierra.
El único cielo que nos espera.
Aquí donde fructifica toda ternura.
Aquí donde la piedad alivia la carga.
Defendamos nuestro linaje humano.
Obremos por todo lo sano.
Y triunfales tambores de vida redoblen.
¡Por todos los seres que vuelven!
Por quienes renacen o nacen.
¡Valientes humanos de siempre!

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS
Música:
ReencarnacioN - ¿Muerde la muerte?

Comentarios sobre este poema