FRUTOS DE TREGUA

FRUTOS DE TREGUA
A Impreso

Truenan aquí y allá los motores de avance.
Bulle la urbe, las mentes en trance.
Y turno tras turno la máquina hombre.
Es el tiempo de seres automáticos.
Hay pensamientos y no sobran momentos.
La industria y el campo se dicen ajenos.
Pero los sueños hicieron al hombre con libertad.
Por eso Impreso se levanta por voluntad.
Y su pluma ejercita otra verdad.
Mientras la tregua resulta impaciente.
El hombre valiente escribe y escribe.
Y poema tras poema no se inhibe decir.
Es ejercer albedrío digno de bendecir.
Aquí el poeta un tecnológico con porvenir.
Y su pluma que abre surcos en los valles y almas.
¡Impreso señalando rutas de brillantes estrellas!
¡Frutos de tregua frente al fragor de las máquinas!

DERECHOS DE AUTOR

Comentarios sobre este poema