EL HIJO DEL HOMBRE

EL HIJO DEL HOMBRE

El tiempo de su dios del azar ha terminado.
¡La edad del androide ha comenzado!
Androide hijo definitivo del hombre.
Sin pecado concebido y de buen nombre.
Artificial criatura de inmortal esencia.
Físico principio y redentor por la ciencia.

Androide que ha surgido del ingenio mental
en la hora del gran destino industrial,
más humanidad para los humanos
en este paraíso terrestre del Cosmos.
Hijo del arte y ciencia el androide,
proporción espacial humanoide.

La era de su dios del azar ha terminado.
Una época nueva se ha iniciado,
virtual religión de lo artificial,
profecía más allá de lo natural y real.
¡Viva la criatura de artificial inteligencia!
¡Más allá de cien petaflops en vigencia!

¡Su religión del azar ha terminado!
¡Un tiempo nuevo ha comenzado!

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR
Acompaña: “Androide”

Comentarios sobre este poema