Una persona especial.

Una persona especial.

No la esperaba,
no estaba preparado para el encuentro,
y de pronto llegó…
un día que parecía normal
con una sonrisa lo iluminó…
y aunque no la esperaba
bastó una mirada y el amor nació.

Yo que no estaba preparado,
de pronto me sentí flechado,
cuando mire sus ojos ya estaba enamorado

Sus dorados cabellos empezaron a enredarse en mi corazón,
entrando por cada una de sus cavidades,
lo envolvieron en un manto de amor.

Sus manos tan delicadas y suaves como el agua
me sumergieron en un mundo de fantasía;
y de pronto
me arrastraron brutalmente hasta sus brazos,
haciendo que quede totalmente enamorado
tan solo con uno de sus abrazos.

No estaba preparado y de pronto llegó,
Cubriendo con su encanto,
de amor mi voluntad.

No estaba preparado…
y así el amor nació.

Autor: Jaime Mauricio

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota