Ensayo l

Escuché a mis espaldas espléndidas campanas,
Estaban tristes y cansadas,
Por las tristes alabanzas,

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota