Experimentos de libertad

Experimentamos la libertad por qué es lo que queremos,
Pero desde que te vi, ya no quiero ser libre, quiero morderte los labios
Mi hoja de papel para escribir lo inhumano y mi sinceridad.
Después y a la vez mi florecita sin hojas secas, mi alma no es la misma
Cuando mi punzón se despoja y me muero de debilidad, cae fértil mi corazón
Sin espinas ni caparazón, amé el momento, como desearía haberme murto por no ser del todo tu sustento.

Terremoto en Nicaragua, me tiemblan las manos, solo los veganos sabrán que se siente estar sin la carne, de la piel y un pecado, del rostro divino, que me aparece en las noches como un Ángel, de tu cuerpo que probé en mi sueño común sin descartes, tanto extraño no volver a verte, mi literatura siempre te tendrá presente.
12 de mayo de 2018
Marlon Arguello Vargas

Comentarios sobre este poema