Tras la esterilla

poema de Mae Nameky

Y miraba tras la esterilla,
lo que la luz traía.
Un momento raro
de inquietud latía.
Recordó la voz dulce,
que tanto enamora,
y las fuertes palabras
que la acompañaban.

Y miraba tras la esterilla,
y su corazón sentía.
Escucho la voz dulce
y se sonreía.
No es que lo inundó la calma,
pero si reconoció el día.

Y miraba tras la esterilla,
lo que la luz traía…
un puñado de cosas
para reconocer lo errado…
ver el resguardo que cuida
de lo atolondrado.

Y miraba tras la esterilla,
recordó la voz dulce
y su corazón latía…

Comentarios sobre este poema