“La Copa Rota”

poema de Mario Anonimo

“La Copa Rota”

Salgo a caminar la noche
Para beber de su fría copa
De negro cristal y rota
Los silencios y las soledades
Aunque ellas rompan mi boca
Con su hiriente sabor
Tan solo por pudor
No mencionare su amargo dulzor.

Mezcla de recuerdos lejanos
Sueños y fantasías olvidadas
Quimeras perdidas
Cicatrices borradas
De las penas de nuestras vidas,
Como agua entre las manos
Se fueron nuestras esperanzas
Al final quedara solo su amargo sabor
Como pena de un amor
Que nunca se pudo de su copa beber
Solo has de saber
Que en la copa de hiel
Beberás el amargo licor
De la triste verdad
Y como un puñal la realidad
Quemara tu boca la Soledad.

La noche y el viento
Quieren que siga con mí caminar
Sin rumbo por un camino sin tiempo
Dejando mis huellas al pasar
Por un sendero oscuro y dañino
Al pasar por este camino
Me deleito escuchando
El canto melodioso y sencillo
A la vera del camino
Que van dejando un par de grillos.

Me siguen las hojas
Recordándome tú mirar
Y mi corazón al palpitar
Grita tu nombre desesperado
Como un fuego sagrado
Me va quemando por dentro
Como una braza en mi pensamiento
Aflora tu nombre en mi piel
Grabado a fuego tus iniciales Adéle
Con un pausado y frío acento
Me va diciendo el viento
Es tu Amor y tu eterno castigo
Este será tu destino,
Se aleja el Poeta y Mendigo
Por un sendero lleno de huellas
Bajo un negro cielo cargado de estrellas
Y una inmensa luna que al verlo pasar
Dulcemente murmura
Ahí va el hombre que nunca podrá olvidar
Y su pena nunca tendrá cura
Aquella que jamás podrá Amar
Morirá con su alma herida
Aferrado a su quimera, aunque le cueste La Vida.

Mario Anónimo

Comentarios sobre este poema