En Un Ricón del Alma

poema de Mario Anonimo

En un Rincón del Alma
Donde guardo las pocas alegrías
Aquellas que sin pensarlo medio la vida
Guardadas en un abismo de soledad
Que sin yo pedirlo ni quererlo
Anido en un rincón del alma mía
Junto a las culpas, los aciertos y la verdad,
Una pena solitaria y pérdida
Vive en mi alma en silencio sus días
Me dio tanta lastima dejarla huérfana
Que se quedó a vivir solitaria y vencida
Acurrucada y en silencio
Entre los renglones de mis poesías.

En un Rincón del Alma
Donde tengo guardada una poesía
Un rustico poema, con faltas de ortografía
Quizás Amor te los dedique algún día
Cuando la tarde llore su gris angustia
Con lágrimas de lluvia cristalinas y frías
Y muera desangrándose por su herida
En los brazos de la noche terminara su agonía.

En Rincón del Alma
Donde guardo una sonrisa solo para ti
Al igual que yo tímida, un poco triste
Melancólica y nostálgica porque si
En ese rincón en silencio y esperando
Se encuentra aquel abrazo que nunca te di
Aquel Te Quiero que por ti sigue preguntando
Aquel beso que nunca me darás
Abrazados los dos en silencio se morirán
Y aquella mirada que mis s ojos siguen buscando
Y que nunca encontraran.

En un Rincón del Alma
Donde tengo escondido
Un imposible sueño
Por la realidad herido
Que sangra en silencio
Pero no se da por vencido,
En las ramas viejas de mi ilusión
Formo su pequeño nido
Alimentado por mi viejo corazón
Qué No entiende de razón
Solo siente su pasión
Y sangra por su herida
Que no cerrara jamás
Aún más allá de esta vida.
En un Rincón del Alma
Allá en lo profundo de mi corazón
Donde corre suavemente sin prisa
El rio de mi sangre y mi pasión
Que en silencio se desliza
Por las venas de mi inspiración
Fueron ellas la razón
De escribirte este poema
En la soledad de esta madrugada
Cuando los recuerdos me desvelan
Y mi corazón pregunta por ti
A mi alma triste y acongojada
Como esta habitación oscura y nublada
Ya No le quedan argumentos
Y poco a poco se le termina el tiempo,
Una espina de pena y desaliento
Arrancada del árbol de los sufrimientos
Atraviesa mi pecho
Es inmenso por ella mi Amor
No le teme mi corazón al dolor
Sin dudas, reproches ni despecho
Todo su padecer y sus injustos castigos
Lo convirtieron en el Nostálgico Poeta
Y con la pluma del romántico Mendigo
Usando como hoja mí rustica piel
Escribí este triste poema
Dedicado para Ti Adéle.

Mario Anónimo

Comentarios sobre este poema