Y llega diciembre

Y LLEGA DICIEMBRE

Y todo el mes fue diciembre;
e ilusiones fallidas, sueños
acortados, lágrimas resecas
por el viento quedaron estancadas
en diciembre.
No pude morderte el alma
ni más adentro, mis palomas
salieron por mis poros
buscando saciar su sed en la
corriente de besos áridos,
inexistentes.
Los rascacielos de mis sueños
rodaron por el piso, esparcidos
no logran tomar vuelo.
Un boleto no comprado, yace
a la par de la maleta vacía
de anhelos rotos y nulas esperanzas,
de un viaje
que nunca llegará.
Aquí en esta banca mirando
hacía el norte, quedó anclada
la barquilla con sus remos rotos
en esa lúgubre laguna;
ya no sé si el norte es sur,
o el sur es norte.
Me quedo abrazando recuerdos
al aire y unos sueños
truncados y opacos.
Cada vez entiendo menos tu
partida, y cada día,
dudo más de tu existencia.
Lo que no me deja es este
vacío y sosobra.
Otra vez es diciembre,
y tu recuerdo llega a mí
como el vaho de la mañana,
frío, que me abarca hasta
los huesos y ya no te espero.
El problema es,
que sigo olvidando que ya
no te espero.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota