Sol por cobijo

Sal de mi sombra alma mía,
sé tú misma,
por una vez en tu vida
deja de andar engañandote
a ti misma,
¿que no ves que esta vida
es corta e irrepetible?
¡No te mientas, pisa firme!
No cubras el sol con un dedo,
no inventes puertas
que no existen,
porqué no habrá salida,
ni te cubras detrás de otros seres
dale vida, valor
a ese ser que tú ya eres
¡pues eres maravillosa,
fuerte, única!
No te pierdas en invenciones
que solo te dejan más vacía,
más perdida crece de una vez
¡sé valiente!
No te cubras en mi sombra
alma mía deja el rayo del sol
entre en tu vida
que ese rayo sea tu guía
no oscuridad, sino
¡luz de mediodía!

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota