Mi soledad en sueños

Soñé, que mi soledad antes placentera, tranquila, se arropaba en abatimiento y lugubridad. Mi soledad, antes de alas azul
brillante de tonos dorados se tornaban grises
y mi ser se sumergía a negros túneles
cubiertos de raíces que jalaban de mis alas
y las enterraban en el fango. Las raíces se hacían de mi cuerpo buscando germinar en mis entrañas hasta cubrir mi ser completamente.
Mi soledad lloraba lágrimas de lodo. Sumergida
en aquel fango, de mis manos brotaban guías y no dedos. Mis píes, sepultados no lograban dar un paso. Mas mis ojos, buscaban con desesperación tan sólo una luz diminuta en aquel túnel sombrío. Mi boca abierta, ansiaba
gotas de lluvia de cielorraso, ¡todo mi ser anhelaba baños de frescura! Con todas mis fuerzas; ¡arañé, rasgue, me arrastré! Hasta encontrar un rayo de luz que mi alma reconociera.
Y lentamente, mis alas grises se extendían hacía ésa luz, mis dedos, volvían a su tes morena, y mis píes salían en lentitud del fango. Mi vista se clavó en cielo abierto.
Todo mi cuerpo se hizo de besos del sol;
el lodo fue cayendo poco a poco...

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota